TwitterFacebook

Destacados

20 sep 2014

Víctimas de la dictadura chile…

Víctimas de la dicta…

18 sep 2014

Estudiantes Secundarios (CONES…

Luego de la polémica…

18 sep 2014

Políticos destacan unión de fu…

Nueva Mayoría, la co…

18 sep 2014

¿Está prohibida la actividad p…

Luir Cuello (*) -…

Lucha desatada entre Matthei y Parisi por el segundo lugar.

La arremetida de Franco Parisi en las encuestas, no deja indiferente a la Alianza, ante la posibilidad que sea él quién dispute una eventual segunda vuelta con Michelle Bachelet, si es que ella no gana en primera.  La derecha política y económica se han unido para desbancar al economista usando todos los medios a su alcance, que “no son pocos” según los entendidos, entre otros, toda la prensa, radio y televisión  como no se había visto en tiempos, con una inusual coordinación y respaldada en declaraciones por el propio Presidente de la República.

Las acusaciones y la violencia verbal van y vienen,  donde  Evelyn Matthei cuestiona y acusa a Parisi  de no pagar las imposiciones a los trabajadores en los colegios arrendados por la familia Parisi, señalando “no puede ir de candidato a Presidente un sinvergüenza” sin embargo el senador de RN Antonio Horvath , jefe programático del Comando de Franco Parisi, señala que esos asuntos a los que se refiere Matthei, “están en manos de los Tribunales y no debieran ser utilizados con fines de políticos”, y agrega, “si esto ocurre es porque efectivamente estamos disputando de igual a igual el segundo lugar en las elecciones presidenciales”. Parisi anunció que presentará acciones legales en contra de Evelyn Matthei al mismo tiempo, dio a conocer documentos que muestran que el marido de Matthei utiliza las mismas prácticas contra los trabajadores.

Franco Parisi acusa a Matthei de encabezar una “campaña sucia” es un complot donde corre el “dinero por debajo” con “amplia y coordinada” difusión de los medios más importantes del país dirigidos a liquidar la candidatura del economista que pone en aprieto el futuro de la Alianza y activa aceleradamente fórmulas de reemplazo como la que encabeza el propio Presidente Piñera que por ahora se le conoce como “la derecha piñerista” y que podría, según los entendidos, ser llamada con otro nombre, de cara a su intento por reelegirse en el año 2017, dejando a RN y la UDI a la cola de esta nueva organización política.

La tragedia  de la “pobrecita de Matthei  tiene que ver con ella misma”, acota Parisi, donde se supone la vinculación de la candidata Matthei  a la dictadura de Pinochet, que lo recuerda un video  que circuló profusamente en las redes sociales  donde ella salía defendiendo al dictador preso en Londres por delitos de lesa humanidad y para rematar, el propio Presidente le recordó que había votado SI en el plebiscito donde Augusto Pinochet buscaba quedarse ocho años más en La Moneda. El Presidente colaboró mucho con el hundimiento de Matthei, con su  estrategia de desvincularse de los sectores pinochetistas – y con ello, a todo el entorno de Matthei– con el ya famoso sobrenombre de “cómplices pasivos”.

Por otro lado Franco Parisi, considerado de derecha liberal es considerado por algunos analistas como populista,  poco constructivo y pro-mercado. Ha llamado  la atención a los medios internacionales la declaración que de ganar las elecciones – “su gobierno asumirá en el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) una postura independiente a la del país norteamericano”.

Recordemos que el economista, empresario y académico, irrumpió hace algunos años fuertemente en el escenario político con un discurso “independiente” y apela a su lejanía del poder político, pese a haber sido asesor gubernamental en la década de los 90 y haber participado de reuniones del grupo Tantauco, asesor de Sebastián Piñera en el año 2005. Además, fue designado consejero de la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco) por este mismo Gobierno.

La pelea está desatada y  en los próximos días los chilenos podrán saber si  Evelyn Matthei logra imponerse ligada a estrechamente a la UDI o Franco Parisi, que trabaja por consolidarse como una alternativa a la derecha aliancista.